No hay Dios como tú

En ningún lado, hay Dios como Tú, Señor. Eres el Único y Todopoderoso Dios

Dios mío,
los cielos te alaban
por tus grandes hechos;
todos los ángeles del cielo
hablan de tu fidelidad
y sólo a ti te honran.
Eres un Dios incomparable;
¡eres grande y maravilloso
entre los dioses!
 Señor y Dios del universo,
¡no hay Dios como tú,
tan fiel y poderoso!
Tú dominas el mar embravecido,
y calmas sus olas agitadas.
Aplastaste al monstruo del mar,
y con tu brazo poderoso
derrotaste a tus enemigos.
Tuyo es el cielo,
tuya es también la tierra;
tú creaste el mundo
y todo lo que hay en él.
Salmo 89:5-11


Únete a nuestra página de Facebook