Mi Dios, recuérdame que tus planes son mejores que los míos

Postal de motivación cristiana

Querido Dios:
Si algún día pierdo la esperanza recuérdame que tus planes son mejores que los míos.