Toda mi esperanza la tengo puesta en Dios

Toda mi esperanza la tengo puesta en Dios pues aceptó atender mis ruegos
Sí, toda mi esperanza la tengo puesta en Dios. A El recurrí cuando ya no daba más, cuando creí que todo estaba perdido, y El oyó desde su trono. Mi vida corría peligro, y él me libró de la muerte; me puso sobre una roca, me puso en lugar seguro. Me enseñó un nuevo himno para cantarle alabanzas. Muchos, al ver esto, se sintieron conmovidos y confiaron en mi Dios. Dios bendice a los que en él confían, a los que rechazan a los orgullosos que adoran dioses falsos. Mi Señor y Dios, me faltan palabras para contar los muchos planes y maravillas que has hecho en nuestro favor. Quisiera mencionarlos todos, pero me resulta imposible...

Únete a nuestra página de Facebook