Tengan paciencia y no se desesperen


No te desesperes si nada de lo que esperas ha llegado. La Biblia nos enseña a tener paciencia y a no desesperar, porque el Señor viene pronto. El se ocupa de todo.

Únete a nuestra página de Facebook