Rodéate de personas que fortalezcan tu fe


Rodéate de personas que hablen tu mismo idioma, que crean lo mismo que tu, que amen a Jesucristo como tú. Rodéate de aquellas personas que te edifican, que te suman, que no te restan, que te levantan, que te apoyan… No te rodees de personas que no son de tu mismo sentir, que te restan, que no creen lo mismo que tu, que te empujan al mundo… Dios quiere lo mejor para ti, pero pon de tu parte, para hacer esos cambios cargados de la bendición de El!







Únete a nuestra página de Facebook