Promesa de Dios: los que obedecen a Dios brillarán en el reino del Padre como brilla el sol


Obedecer a Dios es mejor que hacer sacrificios, ya que Dios mira con agrado la obediencia de sus hijos a sus mandamientos, y El nos da una hermosa promesa: 
Promesa de Dios: los que obedecen a Dios brillarán en el reino del Padre como brilla el sol