Que tengas un lindo martes

Lo que Dios tiene preparado para ti, nadie podrá quitártelo. Te dará lo que siempre te perteneció y te pondrá donde siempre debiste haber estado. Dios cumplirá su pacto en ti, aunque el tiempo haya pasado y sea en demasiado tarde. El ya decidió que así será, a pesar que ahora todo lo tienes en contra. Ahora lo consideras increíble e imposible, pero no es así. Mira lo que te dice ahora: “Aun antes que hubiera día, yo era; y no hay quien de mi mano libre. Lo que hago yo, ¿quién lo estorbará? Isaías 43:13. Grábate bien estas palabras: Nadie será capaz de estorbarle. No mires las circunstancias, no mires tus limitaciones diversas, mira a Dios como el Todopoderoso y Eterno, para quien nada es imposible:
“Porque nada hay imposible para Dios” Lucas 1:37. Que esta verdad fundamental sea tu punto de partida, y créele contra todo pronóstico descansando en su poder sobrenatural: “Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros”. Efesios 3:20; sin embargo, es necesario crear las condiciones para que abras las puertas de las bendiciones que Dios ha preparado para ti desde siempre. De ti depende que las recibas. Se trata de creerle y obedecerle.