Dios cuida de las flores, cuánto más hará por ti


Cuando las circunstancias financieras no son las mejores, el trabajo escasea y la crisis del país nos presiona, el temor por el bienestar de nuestra familia suele hacer una gran mella en nuestra alma. El secreto es poner nuestra confianza en Dios. Jesús enseñó especialmente sobre este tema, comparándolo con las flores del campo, que Dios viste con mayor esplendor que al mismo rey Salomón (Lucas 12:27).
Confiemos. Confía en Dios: El hará mucho más por ti