Me llaman Princesa porque soy hija de un Gran Rey

Has sido llamada para vivir como hija de un gran Rey,el Señor Jesucristo. Vive en grandeza y majestad por medio de Dios, pues eres Hija del rey de reyes y Señor de señores.
El te ha elegido, te ama, y te cuida para siempre, como a una tierna niña a quien protege.