Dios hace mis pies como de ciervas y me hace estar firme sobre mis alturas


Cuando las fuerzas me faltan y la meta se hace difícil de alcanzar, como una montaña difícil de escalar, Dios viene en mi ayuda y hace mis pies como de ciervas, sacándome del pozo de la desesperación para hacerme andar en las alturas.