Tú eres mi Dios, eres todo lo que tengo; Tú llenas mi vida y me das seguridad











*
Querido Padre, hoy reconozco que eres todo lo que tengo y eres suficiente. La sangre derramada por Jesús en la cruz es suficiente. Nada en este mundo llena mi vida, sólo Tú Señor. En ti estoy segura. Amén 
*