Me proteges como un escudo mi Dios


Sólo tú, Dios mío, me proteges como un escudo; y con tu poder me das nueva vida
Salmo 3:3