Querido Dios: gracias por tenerme tanta paciencia



Dios es tan bueno con nosotros, que siempre está dispuesto a ayudarnos. Que cada día nos ayude más a ser obedientes, del mismo modo que Jesús lo fue al ir a la cruz por nosotros.



Únete a nuestra página de Facebook