No se preocupen por nada, más bien oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos

  ¡Vivan con alegría su vida cristiana! Lo he dicho y lo repito: ¡Vivan con alegría su vida cristiana! 
  Que todo el mundo se dé cuenta de que ustedes son buenos y amables. El Señor Jesús viene pronto. 
  No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. 
 Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo. 
Filipenses 4:4-7 


Únete a nuestra página de Facebook