Sumérgete en el río de Dios

 Después me mostró un río limpio de agua de vida,
 resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. 
Apocalipsis 22:1



Únete a nuestra página de Facebook