Imposible borrar tus propios pecados, sólo Dios puede


Ya no te aflijas por tus recuerdos de los cuales te avergüenzas, Dios ya no se acuerda de ellos. El borra cada una de tus faltas, son como nada para Dios. 
Deja los esfuerzos humanos por tapar o hacer desaparecer las evidencias y pon tu confianza en el Señor, El te perdona, te limpia y tira en el fondo del mar cada una de tus transgresiones. 
Sólo esfuérzate en seguir a Dios, a descansar en El, a hacerlo parte de tu vida como principal protagonista, y verás lo liviano que andarás por la vida.

Únete a nuestra página de Facebook