El que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre

El que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre
Dentro de las oraciones que todos hacemos, la petición es una de las más populares. La Biblia nos enseña a saber pedir, y perseverar en la petición. Todo aquello que aún no hemos recibido, o que Dios no nos ha hablado al respecto, sigamos pidiéndolo al Señor. El ha de responder porque es nuestro Padre y nos ama. No se cansa de escuchar nuestras peticiones, ni está muy ocupado como para no hacernos caso. El no necesita ayudantes, El es todopoderoso y presta atención a cada uno de nuestros pedidos.
Todo el que pide, recibe, dice la Palabra de Dios. Yo lo creo, y tú?
Únete a nuestra página de Facebook