Dios mío, enséñame a vivir como tú siempre has querido

Dios mío, enséñame a vivir como tú siempre has querido, Tú eres mi Dios y salvador y en tí siempre confío. Tú guías mis pasos en tu gran misericordia, me acompañas, me ayudas, me diriges. Que sea siempre sensible a tu voz, y pueda reconocerte a ti en todo lugar y en toda circunstancia. Mi vida depende de ti, Padre. Amén

Tarjeta cristiana con versículo biblico Salmo 25:4