Mujer de oración

En Cristo soy Mujer de oración

Ir a la presencia de Dios cada día es... orar mientras caminas, mientras vas a tu trabajo, mientras cocinas y haces los quehaceres, orar cuando las cosas no andan bien, orar cuando todo anda bien... el deleite de hablar con Dios, en todo momento, eso te convierte en una Mujer de oración

Únete a nuestra página de Facebook