¡Sólo tú eres Dios!